Tarjetas de Amor, San Valentin

La costumbre de los amantes de prometerse el día de San Valentín tiene siglos de antigüedad, aunque su asociación con dos santos de nombre Valentín es un misterio.

La idea de elegir la pareja el 14 de febrero puede haberse desarrollado a partir del simbolismo sobre la llegada de la primavera.

En los siglos XVI y XVII, en Inglaterra, la tradición permitía a las mujeres seleccionar a sus “valentines”, intencionadamente o por cuestiones de azar (por ejemplo, el primer hombre que se veía por la mañana). A cambio, se esperaba recibir de él  un detalle o regalo.

La práctica de enviar tarjetas codificadas por San Valentín no se estableció hasta el siglo XIX. Comenzó en Inglaterra, aunque muy pronto se popularizó en Estados Unidos.

Las tarjetas explotaban la devoción contemporánea por el lenguaje secreto de las flores, los muguetes  y las ilustraciones de “nomeolvides”, violetas y rosas permitían entrever los sentimientos del remitente en complicados mensajes en clave floral.

Protegidos por el anonimato, tanto a los hombres como a las mujeres se les permitía tomar la iniciativa y declarar su amor.

“Nunca firmes una tarjeta de san Valentín con tu propio nombre” era el consejo de Sam Weller a su maestro en los Papeles del Club Pickwick, una novela del célebre escritor Charles Dickens.

Las cariñosas palabras intercambiadas hoy en día en las tarjetas modernas son susceptibles de considerarse igualmente elaboradas y enigmáticas.

En la actualidad, seiscientos años después, todavía se conserva la cita anual y se celebra el tan esperado día de San Valentín con toda una amplia variedad de imaginativos, entretenidos y perdurables ritos amorosos.

Como detalle para vuestra pareja, os traemos varias tarjetas de San Valentin para enviar gratis.

feliz-san-valentin

Fuente © : el lenguaje del amor de Megan Tresidder