Regalos San Valentín, de Amor

Símbolos de Amor

El deseo de sorprender a la persona amada con un inesperado regalo constituye un síntoma clásico de amor, aunque no por ello se debe pensar que resulta completamente altruista.

Los jóvenes amantes de la antigua Grecia colgaban guirnaldas en las puertas de sus enamoradas como símbolo de afecto.

Las manos entrelazadas en una pulsera son un símbolo antiguo. En su día supusieron un contrato legal y llegaron a representar la fe y el amor.

Dos corazones atravesados por la flecha de Cupido son el emblema internacional del amor.

La forma de corazón se ha convertido en un sinónimo de la palabra amor;  la ha reemplazado en camisetas y pegatinas.

colgante-corazon

Regalos de Amor

Ramos de flores, perfumes, joyas, libros y prendas de vestir son los obsequios más tradicionales, junto con la música, desde una sencilla y conmovedora serenata hasta el último y perdurable CD.

Incluso una invitación a comer puede desempeñar un papel muy significativo. Se dice que Cleopatra, por ejemplo, mandó asar un jabalí cada hora por si acaso Marco Antonio volvía.

La trayectoria del amor moderno continúa estando marcada por recuerdos y símbolos, quizá sea porque la necesidad de demostrar y reiterar este sentimiento es más fuerte que nunca.

A un regalo de un amante, o simplemente a una prenda de vestir con la que él o ella se engalanó en alguna ocasión, le pueden ser conferidas propiedades casi talismánicas.

Tampoco debe olvidarse que llevar la fotografía de la persona amada en la cartera o en la agenda constituye la forma moderna equiparable a los retratos en miniatura que los amantes han estado intercambiando a lo largo de los siglos.

regalo
Fuente © : el lenguaje del amor de Megan Tresidder